No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad Música

50 años sin Tanguito, el primer ícono del rock nacional

De ser el gran autor de "la balsa" junto a Litto Nebbia y uno de los grandes pioneros del rock nacional a perderse en los pozos más oscuros y terminar arrollado por un tren en con apenas 26 años, un recorte de la vida de José Alberto Iglesias, Tanguito, a 50 años de su muerte. 

50 años sin Tanguito, el primer ícono del rock nacional

50 años sin Tanguito, el primer ícono del rock nacional

Alrededor de la vida de Tanguito hay tanto conocido como desconocido, incluso existe una excelente película como "Tango Feroz". Sin embargo, no existe un consenso en cuanto a su muerte. De acuerdo con la versión oficial el viernes 19 de mayo de 1972 Tanguito huyó espantado de la Unidad 13 destinada a enfermos mentales del Borda, y falleció al ser arrollado por una unidad del tren San Martín, mientras intentaba volver a su casa de Caseros. Pese a que nadie niega lugar ni día, si hay un desacuerdo en cuanto a la forma en que murió: ¿lo hizo impulsado por sí mismo? ¿por accidente? ¿o arrojado por “la ley”?

Cuando José Alberto Iglesias comienza a vivir en la calle existe un vínculo dificultoso con "la ley". Pero también una forma de vida sumida en la "bohemia", o más precisamente, autodestructiva, que se basaba en adormecerse a través de drogas duras. Lo cierto es que ese jóven iba dejando rastros de ese gran dolor que sentía. Huellas del futuro que le esperaba.

“Estoy muy solo y triste acá en este mundo de mierda”, repetía desde el baño de La Perla de Once, mientras orinaba. Verso que luego el gran Litto Nebbia transformó en el himno del rock nacional: "La balsa". La exitosa edición del simple de Los Gatos en 1967 causó tal furor que llegó a vender 200 mil copias, por las cuales Ramsés VII, como se hacía llamar Tanguito, cobró sus regalías y se las deliró.  

Pasó de componer temas como "Amor de primavera", "Natural" o "La princesa dorada" a caer en un pozo de depresión, aislamiento y persecución. Se alejó de sus amigos músicos que intentaban sublimar dolores a través de la vía artística, a un mundo de paranoia, seres vampirescos, drogas y soledad que lo metieron en un limbo entre el penal de Devoto y el Borda, donde terminan por aniquilarle los restos de sensibilidad mediante electroshocks y con nula contención terapéutica.

Comentarios